Testimonios

Andrea Villalba

La lavandería de mi departamento era apretada y claustrofóbica; los dueños previos que la habían construido habían hecho la instalación ellos mismos y estaba pésima, de verdad era un estrés lavar en ella, las llaves no funcionaban, tenia que casi subirme a la secadora para entrar y la habían pintado de un color rosa chillón. Estoy súper agradecida no solo rehicieron la plomería interna, que era un horror, sino que también reacomodaron todo y lo pintaron de tal manera que no siento que todo se me viene encima.

Luis Delgado

Mi esposa quería sacar las cosas de lavado de la cocina para poder conectarla con la sala, el problema es que no teníamos en donde meterlos. Su diseñadora Amanda Ruiz me ayudó a encontrar un espacio en mi casa donde podíamos construir un cuarto de servicio y nos asesoró todo el tiempo para que no quedara demasiado apretado.

Eduardo García

Cuando me mudé a mi nuevo depa no tenia cuarto de lavado y al principio pensé que no era problema, buscaba una lavandería o algo. Tres meses después ya estaba harto de pagar 100 pesos a la semana y cada vez que necesitaba algo estaba sucio. Por fin me decidí a comprar un centro de lavado, pero no tenía donde meterlo, por suerte ellos me ayudaron no solo a ver dónde ponerlo sino también agregaron un espacio donde guardar los productos.

Brenda Lara

Nuestro cuarto de lavado tenia muchos problemas, se sobrecalentaba, se humedecía, ya había moho. Ellos vinieron y me explicaron que los cuartos de lavado requieren de una ventilación para evitar todos estos problemas, me ayudaron no solo a instalar una ventilación sino también rehicieron mi pared y se deshicieron del problema del moho.

Martha Cortés

Rehicieron el estilo súper anticuado de mi cuarto de lavado, cambiaron paredes, pisos y ahora ya soy la más feliz. Neta no saben lo mucho que cambio mi lavandería de 50 años en el pasado a completamente moderno. Súper recomendables